Actualizado:

Guardar

Golpeado por una caída en el volumen de negocios tras la desaparición de los turistas extranjeros, el restaurante húngaro Costes, galardonado con una estrella Michelin, organizó un evento gastronómico en la noria de Budapest, un lugar donde el distanciamiento social estaba asegurado.

Esta experiencia, que solo se realizó el sábado 17 de octubre, tenía un coste de algo más de 150 euros por persona y los comensales pudieron disfrutar de un menú de cuatro platos.

La propietaria de Costes, Karoly Gerendai, planea repetir el evento en primavera cuando llegue un clima más cálido, aunque la noche más fresca de octubre no fue un obstáculo para los clientes el sábado.

La noria de Budapest
La noria de Budapest – Reuters

«Queríamos salir un poco y volver a disfrutar una experiencia porque hemos estado viviendo bastante encerrados», dijo Szabolcs Balazs, quien tomó la comida con su esposa y sus dos hijos, informa Reuters.

«Solíamos ir a restaurantes con bastante frecuencia pero debido a la crisis del coronavirus dejamos de ir. Así que esta es la única oportunidad para nosotros ahora porque aquí estamos realmente separados»

La propietaria de Costes aseguró que la facturación en el restaurante se ha reducido una décima parte de los niveles previos al cierre lo que obligó a buscar nuevas formas de hacer negocios, «los clientes demandan distancias de seguridad con otros comensales y las cabinas de la noria eran el lugar perfecto».

Ver los
comentarios

Source link

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *