Actualizado:

Guardar

Loftus Hall, la casa supuestamente más embrujada de Irlanda, está nuevamente a la venta. El palacio de campo, ubicado en el Condado de Wexforden en la pintoresca Península de Hook, lleva consigo una historia de fantasmas no apta para todos los públicos.

La leyenda de Loftus Hall se remonta a 1350, cuando la familia Redmond construyó la casa en época de la Peste Negra. Cuentan que un caballero llamó a la puerta tras naufragar su barco en la Península de Hook. Acogido por la familia esa noche jugaba a las cartas con Anna Tottenham, la hija del propietario, cuando la joven, atónita, contempló que en lugar de pie tenía pie de caballo. En ese momento el caballero se esfumó por el techo de la estancia dejando un gran agujero en el mismo. La historia narra que la joven Anna quedó paralizada muriendo poco después en la misma vivienda.

Aunque la residencia actual de Loftus Hall nada tiene que ver con la vivienda original, que fue derruida y vuelta a levantar más de un siglo después de la muerte de Anna, ya sea por sugestión o realidad, los distintos dueños han dicho notar la presencia de una mujer joven caminando por la vivienda.

La casa ha cambiado en diferentes ocasiones de dueños. En 1917 Loftus Hall fue comprada por las Hermanas de la Providencia y se convirtió en un convento y una escuela para niñas. En 1983, fue adquirida por Michael Deveraux que reabrió como «Loftus Hall Hotel» pero cerró sus puertas a principios de 1990.

Con un terreno de 25 hectáreas, la casa cuenta con 22 habitaciones entre dormitorios y salones que han sido restaurados por sus actuales propietarios, Aidan y Shane Quigley, quienes compraron la propiedad en 2011 con la idea de ofrece visitas guiadas para aquellos atrevidos que quisieran recorrer las distintas estancias en busca del fantasma de Anna.

Ver los
comentarios

Source link

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *